Son muchos clientes que nos han llamado preguntándonos cómo cambiar un grifo del lavabo, ya que con el paso de los años se ha deteriorado y prefieren intentar hacerlo ellos.

Cambiar un grifo puede parecer algo difícil. Sin embargo, esto no es así y desde Ducha Confort os vamos a explicar paso por paso cómo instalar un grifo del lavabo.

Cuáles son los materiales que voy a necesitar

Para instalar el grifo apenas necesitas materiales y seguramente los necesarios los tengas por casa. Para instalarlo necesitarás:

  • Una llave inglesa
  • Un recipiente grande para poder recoger agua
  • El grifo que vayas a instalar con sus accesorios

Cómo cambiar un grifo del lavabo: pasos a seguir

Cierra la llave de paso general

Para asegurarnos de que no se va a producir ninguna fuga es imprescindible cerrar la llave de paso general. Ésta suele estar escondida detrás de la puerta o en algún lugar poco visible y son dos llaves, la del agua fría y la de la caliente. Por lo que es necesario cerrar las dos.

Cierra la llave de paso del grifo

Aunque hayamos cerrado la llave de paso general, por si acaso, y para evitar una fuga local, es importante cerrar las llaves de paso del propio grifo. Estas llaves de paso están justo donde acaban los manguitos.

Una vez hayas cerrado esta llave de paso, abre el grifo para eliminar el agua restante.

Suelta el grifo y los manguitos.

En la parte inferior del grifo hay una rosca la cual debemos aflojar. El tornillo es bastante largo, por lo que habrá veces que esto te llevará un ratito.

Una vez realizado esto, con la ayuda de la llave inglesa, soltamos los manguitos. Antes de realizar este paso, te recomendamos que pongas un recipiente grande por si cae el agua.

Por último, suelta la rosca y saca el grifo junto con los manguitos tirando hacia arriba.

Sustituye el grifo antiguo por el nuevo

Comprueba que el grifo nuevo incorpora tanto los manguitos como el resto de piezas, ya que es imprescindible para poder cambiarlo.

Tenemos que hacer la versión contraria a la que hemos realizado antes: enroscamos los manguitos en el grifo nuevo, al principio lo podremos realizar con la mano, pero es importante finalizar enroscándolo con la llave inglesa para que esté bien apretado y no se produzcan fugas. Por último, enroscaremos el tornillo largo mencionado anteriormente.

Ajusta el grifo, conecta los manguitos y abre la llave de paso

Pasa los manguitos por el agujero y atorníllalo por la parte inferior. Conecta dichos manguitos con cada entrada de agua y aprieta con una llave inglesa para que no se produzcan pérdidas de agua.

Por último, abre las dos llaves de paso, tanto las del agua del grifo como la general y comprueba que todo esté correctamente.

Como ves, es un proceso muy sencillo, pero si no sabes cómo cambiar un grifo del lavabo, no dudes en ponerte en contacto con Ducha Confort y uno de nuestros especialistas te ayudará.

Si tienes otras dudas, como por ejemplo, cómo colocar un plato de ducha, en nuestro blog te ayudamos a resolverlas.